Estás en:   Noticias

 
   cuadrados  Noticias

El CERMI propone sanciones de hasta 187.00 euros por incumplir la cuota de reserva para personas con discapacidad

08/09/2010

El CERMI reclama que el incumplimiento de la cuota de reserva de empleo para personas con discapacidad sea tipificada como “muy grave” en lugar de “grave”, implicando sanciones de entre los 6.251 € y los 187.515 €.

Este cambio de tipificación supondría para las empresas la pérdida automática de las ayudas, bonificaciones y los beneficios derivados de la aplicación de los programas de empleo, con efectos desde la fecha en que se cometió la infracción y la exclusión del acceso a tales beneficios por un periodo máximo de un año.

Así, lo ha manifestado el CERMI a través de un documento de propuestas de enmiendas en materia de empleo para personas con discapacidad remitido a senadores para su incorporación al Proyecto de Ley de de medidas urgentes para la reforma del mercado de trabajo. El objetivo de este texto es disponer de más instrumentos para avanzar en la inclusión laboral de personas con discapacidad.

Igualmente, el CERMI propone mejorar la bonificación en las cuotas de la Seguridad Social para los trabajadores con discapacidad que se establezcan como autónomos, incrementándola del 50% al 75%, en el caso de los hombres, y al 90% en el caso de las mujeres. Además, se aplicaría la bonificación sobre la base real de cotización -no sobre la mínima- y pasaría de temporal a indefinida para equiparla a los contratos de trabajo indefinidos.

El CERMI también insta a las fuerzas políticas a la equiparación legal de las personas con inteligencia límite a las personas con discapacidad a efectos de su inclusión laboral para que, con independencia del grado concreto de discapacidad, puedan disfrutar de las medidas de acción positiva en el orden laboral y de acceso al empleo.

Asimismo, plantea resolver los problemas surgidos en los Centros Especiales de Empleo (CEE) como consecuencia de la doctrina jurisprudencial en materia de subrogación laboral. Así, solicita que cuando un trabajador con discapacidad contratado por uno de estos centros, según el decreto que regula la relación laboral de carácter especial de las personas con discapacidad que trabajen en un CEE, deba ser subrogado en el empleo por una empresa ordinaria, “se produzca la novación de su contrato de trabajo en uno ordinario, que mantenga los mismos derechos y obligaciones que el anterior”.

En el mismo sentido, el CERMI solicita que cuando una empresa ordinaria se subrogue de trabajadores con discapacidad procedentes de un CEE, “ésta sea bonificada en virtud del contrato de trabajo, en los términos establecidos para la contratación de personas con discapacidad”.

Igualmente, el CERMI propone que los CEE no pierdan su condición si asumen trabajadores sin discapacidad provenientes de una subrogación laboral y, como consecuencia, disminuye el 70% de personal con discapacidad que insta la ley.

El CERMI es la plataforma de representación y encuentro de las personas con discapacidad que aglutina a casi 5.000 asociaciones y entidades, que representan en su conjunto a los cerca de cuatro millones de personas con discapacidad que hay en España. Su objetivo es conseguir el reconocimiento de los derechos y la plena ciudadanía en igualdad de oportunidades de este colectivo.

Lectura fácil:

El CERMI solicita que el incumplimiento de la cuota de reserva de empleo para personas con discapacidad sea considerada como falta “muy grave” en lugar de “grave”, implicando sanciones económica de entre los 6.251 € y los 187.515 €.

Este cambio supondría para las empresas la pérdida de las ayudas, bonificaciones y los beneficios derivados de la aplicación de los programas de empleo por un periodo máximo de un año.

Esta propuesta se enmarca dentro de un documento de propuestas en materia de empleo para personas con discapacidad que el CERMI ha enviado a los senadores para su incorporación al Proyecto de Ley de de medidas urgentes para la reforma del mercado de trabajo. El objetivo es disponer de más instrumentos para avanzar en la inclusión laboral de personas con discapacidad.

También propone mejorar la bonificación en las cuotas de la Seguridad Social para los trabajadores con discapacidad autónomos, incrementándola del 50% al 75%, en el caso de los hombres, y al 90% en el caso de las mujeres. Además, se aplicaría la bonificación sobre la base real de cotización -no sobre la mínima- y pasaría de temporal a indefinida para equiparla a los contratos de trabajo indefinidos.

También insta a los políticos a la equiparación legal de las personas con inteligencia límite a las personas con discapacidad a efectos de su inclusión laboral para que puedan disfrutar de las medidas de acceso al empleo.

También solicita que cuando un trabajador con discapacidad de un CEE pase a una empresa ordinaria, se modifique su contrato a uno ordinario, que mantenga los mismos derechos y obligaciones que el anterior.

Asi mismo, cuando una empresa ordinaria se subrogue de trabajadores con discapacidad procedentes de un CEE, “ésta sea bonificada en virtud del contrato de trabajo, en los términos establecidos para la contratación de personas con discapacidad”.

El CERMI propone que los CEE no pierdan su condición si asumen trabajadores sin discapacidad provenientes de una subrogación laboral.

 
 
ASPRODEMA RIOJA - EMPLEO 2009
C/ Bucarel, 4 (Pol.Ind. La Portalada) · Logroño · La Rioja · Tel.: 941 260 737